Mudanza

Dentro de poco me cambio de casa…


La mudanza me produce pereza infinita, y también tristeza porque sé que los rinconcitos que hice en esta casa, y que siento tan míos, no me van a poder acompañar en la nueva. Serán otros los que se formen, puede que incluso mejores, ¿pero cuanto tardarán las cosas en encontrar su lugar? .
Me da pena olvidar estas esquinitas, así que he empezado a dibujarlas.

mis rinconesmis rincones color